sábado, 5 de julio de 2008

Exclusividad de la Gracia

Texto de referencia Juan 3:16; Romanos 4;5:1-11;Efesios 2:8-9

Durante una conferencia sobre religiones comparadas, expertos de todo el mundo discutían qué creencia, si la hay, era exclusiva de la fe cristiana.

Comenzaron a eliminar posibilidades. ¿Encarnación? Otras religiones tenían versiones distintas de dioses que aparecían en forma humana. ¿Resurrección? También otras religiones tenían relatos de regresos de entre los muertos.

El debate continuó por algún tiempo, hasta que C.S Lewis entró al salón.

- ¿Por qué tanto escándalo? – preguntó Lewis

- Estamos discutiendo acerca de qué aporte es exclusivo del cristianismo entre las religiones del mundo – oyó decir a sus colegas.

- Vaya que eso es fácil – contestó Lewis – La gracia

Después de discutir un poco, los conferencistas tuvieron que estar de acuerdo.

El concepto de que el amor de Dios nos llega completamente gratis, sin condiciones, parece ir contra todo instinto de humanidad.

Tanto los ocho caminos del budismo, la doctrina hindú del karma, el pacto judío, como el código musulmán de ley ofrecen una manera de ganar aprobación. Solo el cristianismo se atreve a presentar el amor incondicional de Dios.

Tomado del libro Ilustraciones perfectas publicado por Unilit. Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Fuente: Desarrollo Cristiano

9 comentarios:

  1. Leía por ahi, que los legalistas son bienvemnidos porque ayudan a fabricar un contrapeso muy saludable a la teologia de la Gracia.
    Y no lo dice gente incredula, sino sencillamente gente que no sabe lo que dice.

    El legalismo anula la gracia. Asi de sencillo. No es que complementa una postura ideologica ni siquiera teologica. ¿O no leemos Gálatas?
    Ay Dios...


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Eh Anyul, si tu tienes tu papa yo tengo el mio y Se llama Lewis :)
    De seguro fuera dicho más solo que Yancey puso el fundamento de todo lo demas.

    Nos vemos vecino

    ResponderEliminar
  3. Touché!

    Una vez más el genial Lewis dió en el clavo. Lo cierto es que todas las religiones son auto-soteristas, la salvación la debe procurar uno mismo, mientras que el cristianismo bíblico entiende que la salvación viene por medio de un Salvador.

    ResponderEliminar
  4. ¿No os resulta sorprendente que entre "tantos expertos" solo uno se diera cuenta de esta tremenda verdad?

    Dios quiera que hoy no ocurra lo mismo, porque normas las pone cualquiera, pero ¿Quién nos amará, aún sabiendo como somos?

    ¿Qué sería de nosotros sin la Gracia de Dios? Seríamos otra reunión de religiosos más, un grupo que pretende llegar al cielo por meritos propios... y nuestros méritos no son peldaños de subida, sino las oportunidades que Dios nos ha dado para hacer algo bien.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. En respuesta a la observación de el peregrino se me ocurre pensar que, en caso de ser verídica la anécdota (porque mas allá de que sirva perfectamente como ilustración, no les pasa que dudan a veces de la historicidad de este tipo de anécdotas?)podría deberse al pasado ateo de Lewis. A veces los cristianos "de cuna" tenemos un religión muy superficial, heredada por tradición. En cambio alguién que viene de una postura tan opuesta, se me hace que tiene que haber meditado y comprendido el mensaje bíblico mucho mejor ... y si además tiene el genio de Lewis ni hablar...

    ResponderEliminar
  7. ¡Me encanta Lewis! y ahora, mi querido Anyul, estás haciendo que me encante Yancey.
    Gracias por postearlo.
    Saludos desde mi lluvioso y caluroso Veracruz.

    ResponderEliminar
  8. Esta en total razon, solo la gracia es la que nos diferencia, la gracia nos hace grandes delante de Dios auqnue en verdad somos como langosta dice Isaias.
    Me encantaria poder compartir un link que escribi sobre esto en:

    (http://rincondemismemorias.blogspot.com/2008/02/la-gracia-no-tiene-logica.html)

    ResponderEliminar